Home Reportaje Marvel Una guerra abierta Situación actual

Punto de control: así están las cosas

El panorma del cine de superhéroes Marvel actual es mucho más simple que en la época en la que Marvel Studios basaba su negocio en las coproducciones. Esto es debido, principalmente, a que una ‘major’ de Hollywood entró en juego, pero no como 20th Century Fox, para licenciar películas de Marvel, sino para comprar ‘La Casa de las Ideas’ al completo.

Los héroes de Marvel se unen a Mickey Mouse

En 2009, Marvel había dejado de ser una simple editorial de cómics. La división cinematográfica, Marvel Studios, ya había estrenado dos películas de producción propia, Iron Man (2008) y El increíble Hulk (2008) y se encontraba en pleno desarrollo de Iron Man 2 (2010).

Además, la gran cantidad de personajes con la que contaba (y cuenta) ‘La Casa de las Ideas’ permitía expandirse hacia cualquier soporte. Los cómics digitales dejaron de ser un tema tabú en 2007 con la creación de Marvel Digital Comics Unlimited, que llevaba las viñetas de los héroes a las pantallas de los ordenadores y de los ‘smartphones’ de la época. Las series de animación en televisión seguían proliferando y creando sus propios ‘subuniversos’ que muchas veces ponían en peligro hasta la continuidad de los cómics.

Por no hablar de videojuegos. Desde 2000 hasta 2010 Marvel había trabajado con las desarrolladoras más importantes para lanzar al mercado un total de 44 videojuegos en todas las plataformas. Activision, Electronic Arts, 2K Games, THQ o Sega colaboraron en aquella época y explotaron los derechos que les cedía ‘La Casa de las Ideas’. Todo eso sin mencionar el increíble volumen de ‘merchandising‘ que se vendía, tanto en las librerías especializadas como en el resto de tiendas.

Joe QuesadaA finales de la primera década del siglo XXI, Marvel se estaba empezando a convertir en un negocio rentable… y alguien lo supo ver. En agosto de 2009 una noticia sacudió el mundo de las finanzas y de los medios de comunicación. The Walt Disney Company compraba Marvel por 4.000 millones de dólares. Adiós al préstamo de Merrill Lynch. Marvel, de la mano de Disney comenzaba a jugar en otra división.

¿Qué llevó a Disney a comprar Marvel? Una oportunidad única para expandir sus licencias con un rico universo superheroico. El único que podía comprar, realmente. La otra gran editorial de cómics, DC, pertenece al grupo Time-Warner, competencia de Disney, lo cual hace que la rivalidad Marvel-DC vaya un punto más allá.

El anuncio fue público el 31 de agosto de 2009 y la compra se hizo efectiva el 1 de enero de 2010 por 4.000 millones de dólares (según las tasas de entonces, unos 2.775 millones de euros). Disney compró Spiderman, la Patrulla-X, los Vengadores, el resto de héroes y villanos y también los negocios de Marvel. Marvel Studios contó con el sello Disney para hacer las auténticas superproducciones que son realidad en la actualidad.

Además, en junio de 2010 nació Marvel Television. Una división de Marvel con Jeph Loeb al cargo (productor y guionista de televisión que llevaba un tiempo como creativo de la editorial), cuyo objetivo era el de hacer series de televisión. De este modo, y trabajando de forma conjunta con la cadena ABC, también propiedad del conglomerado Disney, se cerraba la expansión del Universo Cinematográfico Marvel del cine a la pequeña pantalla.

Capítulo especial de Phineas and Ferb: Mission Marvel en el que algunos de los personajes de Marvel aparecen en la serie de animación de Disney.

El caso Namor

Con la guerra de derechos existente se ha producido un curioso efecto: que se conozca qué personajes tiene cada una de las productoras. Los responsables de cada empresa y las propias películas bastan para saber en qué bando se encuentra cada uno de los personajes de ‘La Casa de las Ideas’.

Queda por confirmar la propiedad de los derechos cinematográficos de Namor. En agosto de 2013, Kevin Feige confirmó que Universal Pictures tenía los derechos del personaje. Pero el 23 de mayo de 2014, el periodista del medio The Hollywood Reporter, Borys Kit, dijo en su cuenta de Twitter que Universal no tenía los derechos del personaje, sino que estos eran de Marvel.

En julio de 2014 llegó a rumorearse una coproducción entre Universal y Legendary Pictures para llevar al cine a Namor, pero una entrevista a Kevin Feige en IGN ese mismo mes acabó por resolver las dudas por completo. Universal no podría hacer la película de Namor porque los derechos eran de Marvel, pero había contratos que involucraban a terceros y que dificultaban en sobremanera que el personaje fuera llevado al cine y se pudiera incorporar a la continuidad del UCM. Al menos, eso no ocurriría a corto plazo.

Spiderman se une a las filas de Marvel Studios

Los derechos cinematográficos del mayor icono de Marvel (con perdón del Capitán América) pertenecen aún a Sony. A través de la fórmula de coproducción con Marvel Studios, la compañía estrenó un total de cinco películas del ‘trepamuros’ en doce años (entre 2002 y 2014).

De las cinco películas, tres forman una trilogía y las otras dos tienen su continuidad aparte. La primera estaba dirigida por Sam Raimi: Spider-Man (2002), Spider-Man 2 (2004) y Spider-Man 3 (2007). La última de esta terna sufrió la ira de la crítica, tanto la especializada en el cómic como la cinematográfica. El proyecto parecía agotado, y en Sony decidieron hacer una revisión.

La segunda etapa consta de dos películas, The Amazing Spider-Man (2012) y The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro (2014), ambas a cargo del cineasta Marc Webb. Los planes iniciales de Sony eran los de crear un universo superheroico con su segundo Spiderman. Ya tenían en agenda una tercera The Amazing Spider-Man, otra película protagonizada en solitario por Veneno y una película grupal sobre Los Seis Siniestros (un equipo formado por los villanos más conocidos de Spiderman). De acuerdo con Iñigo de Prada, lo que Sony pretendía era crear un universo sustentado en un único personaje, y “Spiderman no dio esa escalada”.

Pero todo se truncó con el anuncio del acuerdo entre Marvel Studios y Sony con respecto a Spiderman. La explotación conjunta del personaje tiene dos patas.

Sony hará una nueva película de Spiderman dentro del UCM

“Antes correr el riesgo [de fracasar en taquilla con los ‘spin-off’], Sony se ha ‘arrimado’ al vecino [Marvel]”, dice Iñigo de Prada. Marvel le tiende la mano a Sony del modo más gentil posible: respaldará con todo su universo cinematográfico una nueva película de Spiderman y la incluirá en su continuidad.  “Es un acuerdo de ‘coste cero’ para los dos. […] Sobre todo porque, con la planificación que tenía Marvel, no necesitaba a Spiderman”, explica Iñigo de Prada. La fecha prevista para el estreno de esta nueva película será el 28 de julio de 2017.

La presentación de Spiderman será en la continuidad Marvel

El acuerdo es tan favorable para una parte como para otra porque ambas se benefician de un personaje como Spiderman en producciones propias. Sony presta a ‘su’ Spiderman en una película previa al estreno de su nueva cinta en solitario. Con el anuncio del acuerdo, las apuestas en redes sociales apuntaban a que fuera en una escena tras los créditos de Vengadores: La era de Ultrón (2015), pero no fue así. Al final, se ha confirmado que la primera aparición de Spiderman será en Capitán América: Civil War (mayo de 2016).

Spiderman junto a los Vengadores en la serie Ultimate Spider-Man

Spiderman ha cruzado su camino en multitud de ocasiones con los Vengadores. En la imagen, en la serie de animación Ultimate Spider-Man. El sueño cumplido de Marvel Studios es que el personaje lo haga también en el cine.