Balas y acción en la Fiesta del Cine, crónica de una cartelera pobre

27 Oct 2016

Léelo en: 8 minutos

Esta Fiesta del Cine, desde luego, no ha sido la más golosa de las que se recuerdan últimamente. Es cierto que las ha habido flojas, pero en las que se han podido rascar buenos títulos y sacar algunas pequeñas joyas, pero en esta ocasión no había mucho atractivo entre lo que elegir.

Por supuesto, el mayor éxito de asistencia ha sido para la española Un monstruo viene a verme (Juan Antonio Bayona, 2016), que ha sido todo un reclamo para los menos asiduos a las salas, a los que menos cine disfrutan a lo largo del año. Por detrás, el ‘blockbuster’ americano de Inferno (Ron Howard, 2016), otro reclamo para ese tipo de gente que va al cine y no es capaz de encontrar su butaca a la primera (es tan habitual esto en las Fiestas del Cine que habría que plantearse el poner los números más grandes en los pasillos, o algo así).

En fin, directos al tema. Aquí están las tres críticas de lo que un servidor buenamente ha sido capaz de disfrutar estos días.

Texto libre de spoilers

Cartel de la película 'El contable'Título original: The Accountant.
Título en España: El contable.
Fecha de estreno (USA): 14 de octubre de 2016.
Fecha de estreno (ESP): 21 de octubre de 2016.
Vista (Fiesta del Cine): 25 de octubre de 2016.
Duración: 128 minutos.
Director: Gavin O’Connor.
Guion: Bill Dubuque.
Música: Mark Isham.
Fotografía: Seamus McGarvey.
Producción: Warner Bros, Electric City Entertainment, Zero Gravity Management.
Reparto: Ben Affleck (Christian Wolff), Anna Kendrick (Dana Cummings), J.K. Simmons (Ray King), Jon Bernthal (Brax), John Lithgow (Lamar Black), Jeffrey Tambor (Francis Silverberg), Cynthia Addai-Robinson (Marybeth Medina), Fernando Chien (Sorkis), Seth Lee (Chris -joven-), Ron Prather (Frank Rice), Susan Williams (Dolores Rice), Alex Collins (Simon Dewey), Jean Smart (Rita Blackburn), Andy Umberger (Ed Chilton), Alison Wright (Justine), Jason Davis (Neurólogo), Izzy Fenech (Justine -joven-).

Ben Affleck, héroe de acción

Primera película elegida para la Fiesta del Cine de octubre de 2016 y sorpresa doble. Por un lado, visita a las salas del Centro Comercial de Príncipe Pío (Madrid) para una sesión matutina (12:00), con mucha gente en la cola esperando a entrar. Apenas hubo reparto de asistentes, ya que la gran mayoría se fueron a ver la película de Bayona, quedando en la de El contable apenas una docena de personas (estudiantes haciendo novillos, incluidos). Por el otro, ¿alguien se esperaba que El contable fuera un peliculón como realmente ha sido? El que escribe no, pero vaya grata sorpresa.

La película es una mezcla de dos géneros. El ‘thriller’ y la acción se van turnando para que el espectador tenga una buena dosis de cada uno, ¡y vaya si lo hacen bien! El inicio de la película es el clásico de cualquier cinta de suspense, con la presentación del misterioso personaje, del que se van conociendo algunos detalles y adivinando otros. Además, a Ben Affleck (Ases calientes, Batman v Superman: El amanecer de la justicia) el papel le viene que ni pintado, pues es el de un contable superdotado y autista, lo cual le permite no mostrar expresividad facial alguna. No fuerza la máquina, y eso le viene de perlas. Por eso, cuando El contable pega el giro repentino con Affleck repartiendo tollinas y dando tiros a diestro y siniestro, se agradece que el tipo se haya puesto en forma y quiera ocupar su lugar dentro de los actores de acción de esta década.

El contable pasa de momentos de intriga, de novela policíaca, donde unos y otros se persiguen entre sí mientras van dejando pistas para que la historia siga su ritmo, a otros en los que lo que importa es cómo el bueno de Ben Affleck despacha a todos los maleantes que se le ponen por delante. Por supuesto, todo acompañado de un vacío en el pasado que se va llenando a medida que avanza la película, muere gente y Affleck demuestra más originalidad a la hora de acabar con sus enemigos.

Lo mejor de todo, que no paran de pasar cosas todo el rato. A veces, da la sensación de que esa escena ya la has visto en otra película, pero el rompecabezas completo funciona de un modo tan efectivo como espectacular. Una de esas cintas hechas para disfrutar, y mucho.

Nota de la crítica: 9 (Sobresaliente)

Cartel del a película 'Mechanic: Resurrection'Título original: Mechanic: Resurrection.
Título en España: Mechanic: Resurrection.
Fecha de estreno (USA): 22 de agosto de 2016.
Fecha de estreno (ESP): 7 de octubre de 2016.
Vista (Fiesta del Cine): 25 de octubre de 2016.
Duración: 99 minutos.
Director: Denis Gansel.
Guion: Philip Shelby, Tony Mosher.
Música: Mark Isham.
Fotografía: Daniel Gottschalk.
Producción: Chartoff-Winkler Productions, Davis-Films, Millennium Films.
Reparto: Jason Statham (Arthur Bishop), Jessica Alba (Gina), Tommy Lee Jones (Max Adams), Michelle Yeoh (Mei), Sam Hazeldine (Crain), Toby Eddington (Adrian Cook), Femi Elufowoju Jr. (Krill).

Todo un homenaje al cine de acción de los años ochenta y noventa

“¿Papá, por qué somos guionistas?”, sería la pregunta perfecta que le podría hacer un niño a su padre si ambos hubieran ideado esta historia en el salón de su casa. En efecto, esta película es exactamente lo que se espera de ella: una mera sucesión de escenas de acción, ocurrencias tontorronas y Jason Statham (The Italian Job, Los mercenarios) haciendo de las suyas con todo aquel que se ponga por delante. Pero mola.

Mechanic: Resurrection es como volver a esas películas de cine de acción de segunda fila de los ochenta y noventa. Un villano por defecto y carente de carisma urde un plan para acabar con el héroe y este decide jugar al mismo juego y decide ir a matarlo. Sinceramente, ¿para que quieres más? El principal atractivo es ver al siempre genial Jason Statham asaltar barcos, escalar edificios o infiltrarse en cárceles… mientras acaba con todo lo que le sale al paso. A veces, da la sensación de que a los guionistas se les iban ocurriendo ideas de situaciones molonas en las que meter al actor, y las metían con calzador sin importar nada la lógica que pudiera tener (o no).

Porque el desarrollo de la cinta no tiene ni pies ni cabeza. El protagonista está tranquilamente viviendo su retiro dorado cuando aparece una joven -Jessica Alba (Los Cuatro Fantásicos, El marido de mi hermana)-, que le advierte que el maloso de turno la ha envidado para tenderle una trampa. A él le da todo igual y se mete de lleno en el embrollo para volver a matar unas cuantas decenas de esbirros más. Esta película es como las salchichas: no te preguntes de qué y cómo están hechas, solo cómetelas y disfruta del sabor. Para quebraderos de cabeza, ya está otro tipo de cine.

Por cierto, Mechanic: Resurrection es peor que su precuela, The Mechanic (Simon West, 2011), la cual fue una brillante película de acción. Eso sí, no hace falta haber visto la primera para empaparse de la segunda, aunque si os dan a elegir, mucho mejor el origen de Arthur Bishop que esta aventura en la que se enamora de la noche a la mañana con una chica recién llegada a su casa.

Gráfico con una nota de 6 sobre 10

Cartel de la película 'Los siete magníficos'Título original: The Magnificent Seven.
Título en España: Los siete magníficos.
Fecha de estreno (USA): 23 de septiembre de 2016.
Fecha de estreno (ESP): 23 de septiembre de 2016.
Vista (Fiesta del Cine): 26 de octubre de 2016.
Duración: 132 minutos.
Director: Antoine Fuqua.
Guion: Richard Wenk, Nic Pizzolatto.
Música: James Horner, Simon Franglen.
Fotografía: Mauro Fiore.
Producción: Metro-Goldwyn-Mayer, Sony Pictures, Village Roadshow Pictures.
Reparto: Denzel Washington (Sam Chisolm), Chris Pratt (Josh Faraday), Ethan Hawke (Goodnight Robicheaux), Vincent D’Onofrio (Jack Horne), Byung-hun Lee (Billy Rocks), Manuel García-Rulfo (Vasquez), Martin Sensmeier (Red Harvest), Haley Bennett (Emma Cullen), Peter Sarsgaard (Bartholomew Bogue), Matt Bomer (Matthew Cullen), Luke Grimes (Teddy Q), Jonathan Joss (Denali), Mark Ashworth (predicador).

Un wéstern sin alma de wéstern

Después de 56 años, alguien tenía que volver a intentar hacer una nueva versión del clásico Los siete magníficos (John Sturges, 1960), y qué mejor momento que ahora, cuando está empezando a resurgir el género de películas de vaqueros. Después de la grata sorpresa de Bone Tomahawk (S. Craig Zahler, 20165), de la digna La venganza de Jane (Gavin O’Connor, 2016) o de la fantástica Los odiosos ocho (Quentin Tarantino, 2015), era la hora de encarar este asalto. No ha salido como se esperaba.

Los siete magníficos de 2016 es una buena película, pero que pasa de las dos horas de duración y, aun así, tiene muchas carencias. Le falta más desarrollo en toda la primera parte. Apenas se toma el tiempo necesario para presentar a dos de los siete pistoleros que van a salvar a la gente del pueblo, porque el resto van incorporándose al grupo prácticamente sin motivaciones. Simplemente, pasaban por allí y deciden emprender el viaje con un grupo de vaqueros, cada uno de su padre de su madre, y se van a pegar tiros a un pueblo en medio de un valle que está atemorizado por el villano de turno (que tiene un montón de ‘minions’ que gastar para acabar con los buenos).

En la segunda mitad de la película es donde se pone en evidencia que es una obra de luces y sombras. En la parte buena, el desarrollo de la consabida gran batalla final. Aunque con la misma sensación de ir tan apresurada como la presentación, el director, Antoine Fuqua (Training Day, The Equalizer), filma uno de los mejores tiroteos en el Oeste del cine del siglo XXI. En la mala, que este wéstern tiene una pega como una losa encima: la epicidad. La banda sonora original de Los siete magníficos de 1960 es tan recordada como excelente, pero cuando la gente sale de la sala de cine de ver Los siete magníficos de 2016, nadie recuerda ni un compás de la música de fondo. Cuando la banda sonora no tiene protagonismo en un wéstern, la cosa va mal. De hecho, el buen uso hubiera posibilitado que la acción fuera más pausada y cada personaje tuviera ese signo identficativo que tanto se le echa de menos.

Aun así, la película es muy divertida. En absoluto se hacen largos los 132 minutos de duración, y merece la pena ver a estos nuevos siete magníficos bajo la visión del cine actual. El experimento ha sido con gaseosa, pero lo bien que te lo pasas durante esas dos horas y pico de revólveres disparando, cartuchos de dinamita explotando y las poses de tipos duros no te lo quita nadie. Hay que verla.

Gráfico con una nota de 7 sobre 10

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *